lunes, 19 de marzo de 2007

En Alan Moore creemos en Alan Moore confiamos... III

Con esta termino mi particular trilogía Alanmooreriana, probablemente la dedicatoria mas tranquila que haya podido conseguir en los últimos tiempos. Muchos igual no os enterasteis que cuatro adalides de la causa del cómic consiguieron engañar a la Junta de Castilla y León, para realizar unos encuentros sobre cómic en Ávila, os puedo asegurar que no sé de que medios disponían ni cuanta subvención ni si se lo han tenido que sudar para conseguir las salas de las exposiciones ni nada de eso.
Lo que si que puedo asegurar es que han sido las mejores exposiciones de cómic que he tenido la suerte de visitar, las de Barcelona con motivo del Saló no les llegan ni a la suela de los zapatos a estas mostradas en Ávila. Y es que era elevado tanto el número de exposiciones como el número de originales de cada una sumado a la calidad de los mismos, además de estar expuestos en palacetes que el mero hecho de ver la fachada ya valía en muchos casos la pena, más la carpa de actividades infantiles y más la decoración de la muralla, hacen a mi parecer, que hallan conseguido que las jornadas lleguen a toda la gente de Ávila así como a los visitantes de esta ciudad estén o no implicados en esto del tebeo.
Y fue en la carpa de actividades donde conseguí la dedicatoria de David Lloyd, el mismo que se me escapó vivo de Barcelona por estar en la cola de Olivier Coipiel (había que elegir y tenia bastantes más posibilidades en la de Olivier). Fue una sesión de lo más tranquila, aproximadamente las tres de la tarde, el autor que no llega, soy el cuarto y llevo más de 40 minutos esperando, la cola empieza a ser exageradamente grande y en esto que aparece el señor Lloyd, se sienta y saca su estuche, mira la cola y piensa “mejor nada de ceritas, rotulador y punto”, y así uno a uno y dando voluntariamente un cómic por persona poco a poco David fue realizando sus dedicatorias, sin crispación, sin getas y apostaría que el hombre no se movió de su butaca hasta no terminar con la larga fila que calculo en unas cincuenta personas.

6 comentarios:

Pablo dijo...

Raúl, sencilla pero muy chula la dedicatoria. Además no es la clásica que se ve siempre por ahí, con V de frente y dibujado sólo medio rostro.

milo dijo...

Como se suele decir “lo justo y necesário”.
Gente educada + tío cumplidor = todos contentos

Pablo dijo...

Por cierto, que hoy al poner el telediario por la mañana salía en las noticias la nevada monumental que estaba cayendo en Burgos, así que abríguese :-D

milo dijo...

Abrigado voy, lo que pasa es que los peligrosos somos los de los coches, no el frio ;)

Adri dijo...

Las "jornaditas" tenian un presupuesto de cagarse, tú echale lo organizacaba la junta de juventud de castilla y leon, ahi es nada.

Que cabrones... (si, es pura envidia)

Por cierto aviso a navegantes, dado que son las jornadas de castilla y la mancha lo mas seguro es que el proximo año se celebren en otra ciudad de la comunidad, asi que igual te toca Milo ;)

milo dijo...

Puede que ser Manchego tenga más glamour que ser Castellanoleonés, pero es lo que soy y así me toca vivirlo ;)
Y no se si las jornadas serán itinerantes, porque daba la sensación de que querían promocionar lo de “Ávila ciudad del cómic”, aunque si las traen un año de estos a Burgos no me voy a quejar. Miento, criticaré y mucho que es gratis y más si lo hace gente conocida para así menospreciar todo lo posible su esfuerzo :)