viernes, 11 de enero de 2008

Gula

El miércoles pasado por fin llegó la maravilla…


Y después de ver dos versiones de la película (quedan otras dos), más de seis horas de interesantísimos documentales (que putas las pasaron con los productores), puedo afirmar, sin lugar a duda, que soy incapaz de decir que escenas le corresponden a cada versión. Que si unicornios por aquí, finales felices por allá, pelucas mal puestas por el otro lado y si a Sean Young se le ven o no las tetas dependiendo del montaje, un cacao. Eso sí, me lo estoy pasando como un jodido enano, sólo me falta echarme unas carreras con la miniatura del Spinner :)

ñiaaaaaaauuuuuuuu!!!!!!!

2 comentarios:

Adri dijo...

De parte de todos los que no hemos podido pillarlo:

¬¬

milo dijo...

Nada macho, pues a pasarse por Amazon y a comprarla en inglés.