viernes, 1 de marzo de 2013

J. Scott Campbell en la London Super Comic Con 2013


Lo Malo de tener que tratar con los denominados “Hot Artist” es que las cosas nunca salen como uno espera, y de salir generalmente van a salir caras, desde el “no me dejan dibujar” de Jim Lee en Barcelona a las 20 libras por hacerte una foto con Neal Adams en esta pasada LSCC pasando por el “haré lo que yo considere justo sin criterio alguno y sin avisar a nadie” de Campbell.


 Nada más abrirse las puertas del salón el Sábado nos dirigimos hacia la mesa de Campbell a las 09:30, dada la confusión inicial sobre la ubicación de los autores conseguimos llegar en la posición sexta y séptima previo rush final con un Alemán de dos metros y envergadura kilométrica al cual cedimos amablemente la quinta posición (no era cuestión de lesionarse nada más empezar el salón), viendo la posición en la que estábamos nos veíamos con posibilidades y empezábamos a hacer cábalas sobre como correspondería el señor Campbell a sus fans: ¿Tomaría lista de commissions?¿Haría free-sketchs rapiditos?¿Haría commissions rapiditas?¿Quizás un popurri de las opciones anteriores?¿La posición de la lista valdría para los dos días del show? 


En fin, ese ratito de inquietud y emoción a partes iguales hasta que sobre las 10:00 apareció el hermano del señor Campbell (por lo menos eso me han dicho) y empezó a tomar lista a todos los presentes preguntando por nuestro nombre y el personaje elegido, en ese momento llegó el primer chasco, la chica de la organización que se encontraba casualmente en la primera posición no estaba allí para vigilar que todo se saliera de madre, estaba allí para conseguir un dibujo!!! con su camiseta amarilla de la organización, su acreditación de la organización y sus dos cojones de Cornualles, ole, ole y ole!


 En ese momento pasamos de ser sexto y séptimo a séptimo y octavo, viendo mermadas nuestras posibilidades de obtener dibujo, pero como aún no se habían desvelado todas las incógnitas con respecto a la sesión de firmas no cundió el desánimo y seguimos mirando como tomaban nota a todos los asistentes, “será que la lista va a valer para los dos días” pensamos, y tras tomar nota a aproximadamente a más de una treintena de asistentes pasaron la lista al dibujante, el cual, para el asombro de todos seleccionó a los cuatro o cinco primeros de la lista y otros tres o cuatro basandose en lo que le apetecía dibujar, dejandonos a todos planchados, pero a diferencia de lo que hubiera ocurrido aquí en España, todo el mundo abandonó la fila aceptando la decisión y a otra cosa. Y ahora, a toro pasado y viendo los dibujines que realizó no me siento tan mal por el haberme ahorrado 100 libras.


PD: Estos son tres de los dibujines realizados por Campbell durante el Show, ¿merecen la pena por 100 libras? Vosotros mismos.

6 comentarios:

Skellington dijo...

Ese alemán solo medía dos metros??? Si le llegabamos por el pecho.....

Nacho

milo dijo...

Si que era grande el sujeto :-)

The Korinthian dijo...

El tercero desde luego que no..
Al que por cierto ví en persona porque me lo crucé de camino..

Eso sí, lo de las condiciones de la lista, nombres y que escogería 6 (el primer día) y 5 (el segundo) lo explicó el hermano cuando cogía los nombres de los que querían apuntarse a la lista...

milo dijo...

Buf, pues lo explicaría de esa forma al llegar por el final, por adelante creó recordar que sólo dijo que iba a tomar en nombre y personaje elegido, sin llegar a concretar más.

The Korinthian dijo...

Que no, hombre, que lo repitió como 3 veces según avanzaba la cola para escribir los nombres...

milo dijo...

Pues entonces me ahorre unos momentos de mal rato esperando a ver si era uno de los elegidos :)